15 de enero de 2017

El caparazón de la tortuga - Lola Mariné


Ángel es un muchacho de quince años, poco popular y retraído que vive en un pueblito pequeño. Un día, Ángel desaparece sin dejar rastro. Había dicho que se iba a estudiar a casa de un amigo el fin de semana, pero el domingo por la noche no aparece y sus padres, tremendamente preocupados, acuden a la policía a denunciar su desaparición. Lo que en principio parece una escapada adolescente se va prolongando en el tiempo sin que los padres tengan la menor noticia de su hijo.

Pero Ángel tenía un plan perfectamente trazado: ir a Barcelona a reunirse con sus amigos cibernéticos del foro para escritores amateurs del que formaba parte. Y él, que se cree más listo que nadie, cae en la trampa de un hombre que le llama, a la salida de la estación de tren, por su nick en el foro: Mephisto. Este hombre le engatusa, le invita a comer un bocata y, para cuando Mephisto se quiere dar cuenta, se encuentra en la cama de una habitación de una casa desconocida para él, con un pijama que no es suyo y con un mayordomo que le ofrece un desayuno. A partir de aquí, el hombre que le ha recogido en la estación le cuenta su plan perfecto para ambos: él es un escritor de éxito con su primera novela y no es capaz de escribir la segunda y quiere que sea Mephisto quien la escriba por él a cambio de todos los beneficios que genere la venta de la misma y de una vida regalada y con todos los lujos, pero, eso sí, sin comunicación con el exterior. Y así nos encontramos una primera mitad de la novela completamente claustrofóbica.

En la segunda mitad se nos cuenta no solo la historia de Mephisto, sino también la de Víctor del Valle, su secuestrador, y la de Bihor, el mayordomo, con lo que la historia deja de ser tan claustrofóbica y se abre a otros mundos, otros países y otras realidades, lo que le da otro punto a la historia. 

El final es un poco previsible, pero la historia está bien trazada y no deja flecos. Recomendable.

6 de enero de 2017

Nunca volveremos a ser las mismas - Brenda H. Lewis


Aunque el nombre de la autora parezca inglés, la historia es muy barcelonesa. Maica es una mujer a punto de llegar a los 50, divorciada de un piloto de avión que se lió con una azafata holandesa, y con una niña china adoptada que ya tiene 16 años. Maica es una abogada de familia de éxito, con muchas paranoias respecto de su hija y poca vida amorosa. Tiene una madre muy dada a verlo todo muy bonito, una secretaria estupenda, una canguro lesbiana, en fin, un círculo de amistades femeninas de lo más variopinto. Esta es una novela desintoxicante y del estilo de las de Marian Keyes.

Con todo, lo mejor del libro es cuando Maica habla con su hija Chin, ya sea por teléfono o de forma presencial, y sus monólogos interiores. Es completamente hilarante la cantidad de desgracias que inventa con tal de que Chin no se acueste con nadie, no se haga piercings, no se tatúe... Porque a medida que avanza la historia y vamos viendo la presencia de un macho alfa ya sabemos cómo va a acabar todo. Pero esas conversaciones, salpicadas a lo largo de toda la novela, hacen que sigas y sigas leyendo porque son las que te hacen reir de verdad. Un libro para leer cuando no quieres nada intenso, o para el veranito (que tan lejos queda aún).


4 de enero de 2017

Una chica con pistola - Amy Stewart


Constance Kopp y sus hermanas Norma y Fleurette van camino de la ciudad en su calesa cuando son atropelladas por un vehículo que embiste su carro y lo deja en un estado lamentable. El autor del atropello, un industrial de la seda llamado Kauffman, se pone chulo pero Constance le pone en su sitio y posteriormente le exige, por escrito y de forma presencial, el pago de los desperfectos de la calesa. Este hecho que hoy sería anodino (para algo están los seguros) origina una disputa entre ambos cada vez más turbia y peligrosa.

Constance, Norma y Fleurette viven, a principios del siglo XX, en una granja en las afueras. Su madre ha muerto recientemente y su hermano vive en la ciudad, por lo que se hacen cargo de los animales y el huerto, y tiran de sus ahorros como pueden. Son carne de cañón para Kauffman y sus secuaces, que intentan acojonarlas por todos los medios posibles. Pero Constance no se amilana y decide denunciarlo, no solo por el impago del arreglo de la calesa, sino por las amenazas a las que se ven sometidas. Y tienen la inmensa suerte de toparse con un sheriff comprometido y dispuesto a echarles una mano en una partida que parece perdida. Las amenazas y los actos vandálicos contra la casa de las Kopp se recrudecen al tiempo que Constance nos va contando la historia de su vida y la de su familia, los secretos guardados celosamente durante años que le vuelven a la memoria al conocer la historia de una de las empleadas de Kauffman, Lucy. 

Desde luego, Constance es una mujer con dos ovarios bien puestos, que no se deja amilanar y es capaz como nadie de defender a sus hermanas y sus propiedades. Hoy diríamos que es una mujer empoderada. En aquella época no existía el empoderamiento femenino, pero sí era una mujer adelantada a su tiempo. Un libro magnífico que deja un buen sabor de boca.

28 de diciembre de 2016

Un hombre disponible - Hilma Wolitzer


Edward Schuyler es el hombre disponible. Es profesor de biología en un instituto y su matrimonio con Bee ha sido maravilloso. Pero un cáncer se lleva a Bee en un pis pas, dejándolo sumido en la tristeza y en el vacío de una casa hecha para ellos dos. Y entonces surgen todos esos amigos y familiares bienintencionados buscándole una nueva pareja. Sus hijastros (hijos de Bee de un anterior matrimonio) deciden publicar un anuncio en el periódico buscándole pareja, y sus amigos le preparan cenas con citas a ciegas. Edward no se encuentra en un momento de su vida apto para esta búsqueda y todas esas cartas, llamadas y citas le aturullan, mientras nos relata su tentativa de matrimonio anterior a Bee. 

Pero, poco a poco, va entrando "en el mercado". Sale con algunas de las mujeres que le escriben y soporta estoicamente algunas de las cenas en las que siempre hay una mujer viuda, soltera o divorciada destinada a él. Y, de pronto, un día, aquella mujer con la que había estado a punto de casarse, vuelve a su presente y le revuelve la vida. 

Es una perspectiva interesante la de este libro que trata del dolor del amor perdido y de la obsesión de la sociedad actual por vivir emparejados o no vivir. La presión que soporta Edward por encontrarse solo, por su propia soledad y por el hecho de "tener que tener" pareja es muy de nuestro tiempo, muy de esta sociedad en que parece que el muerto al hoyo y el vivo al bollo y no se puede sentir pena ni pasar un luto, en que parece que la vida sin una "media naranja" no es vida. En fin, una interesante reflexión sobre la obligación de vivir en pareja.

21 de diciembre de 2016

Monasterio - Eduardo Halfon


En "Monasterio" nos encontramos a dos hermanos, judíos y guatemaltecos, que viajan a Israel a la boda de su hermana, que también es judía pero que se ha apuntado a la rama ultraortodoxa del judaísmo y se casa con un judío ultraortodoxo de Nueva York. El contraste entre el judaísmo de los hermanos y el de la hermana me hizo reir en ocasiones, pero lo cierto es que el libro empieza a contar otras cosas, otras historias, y me aburrí bastante. Toda la historia del protagonista con la azafata me sobró bastante, la verdad. Y aunque el libro se lee de un tirón, no tenía ganas de acabarlo porque me aburría.

17 de diciembre de 2016

Suave caricia - William Boyd


En esta novela, William Boyd nos hace un repaso de todo el siglo XX a través de los ojos (y de las fotografías) de Amory Clay. Amory vive en una familia acomodada, con un padre ausente, primero por la guerra mundial y después por algunos problemillas mentales que le llevan a causar un disgusto a la familia. Tiene una madre muy comm'il faut, una hermana menor pianista y un hermano con pocas luces. Su tío Greville sustituye como figura masculina a su padre, y cuando le regala a Amory una cámara de fotos, le abre un mundo nuevo de cosas que hacer y descubrir. Desde la fotografía de alta sociedad hasta los cabarets berlineses, desde el periodismo gráfico a la fotografía de moda, Amory toca, a lo largo de toda su vida, todos los palos fotográficos posibles mientras se nos cuenta su vida y sus progresos personales, sociales y laborales. Todo el libro está aderezado con fotografías que la propia Amory habría realizado a lo largo de su carrera, pero que en realidad son imágenes de autores anónimos recopiladas por Boyd para componer esta novela. 

Un libro muy interesante, que se lee bastante bien y no se hace pesado. Y que hace interesantes reflexiones sobre la sociedad, la política y los usos y costumbres a lo largo del siglo.

28 de noviembre de 2016

Historia de una maestra - Josefina Aldecoa


Este libro es el inicio de una trilogía pero se puede leer como un libro independiente. Cuenta la historia de Gabriela, que en 1923 se saca el título de maestra, y de su vida como tal en varias escuelas rurales en España y Guinea Ecuatorial. Y nos cuenta cómo era la vida rural en los años 20-30 del siglo pasado, la burricie, la iglesia inmiscuida en todos los ámbitos, la falta de alimentos, el frío, las incomodidades. Gabriela quiere una educación laica y progresista para sus alumnos y en ocasiones se topa con autoridades y falta de medios que la impiden conseguir lo que ella quiere.

Gabriela se casa con Ezequiel, otro maestro rural, y juntos levantan un proyecto de vida y trabajo que se ve acompañado por el establecimiento de la República y su atención a la educación laica y progresista. La emoción por este progreso y por lo que trae consigo, además de su reciente maternidad, sumen a Gabriela en un batiburrillo de emociones a veces contrarias, pero siempre ilusionantes. Hasta que la vida política española, convulsa tras la República, les da de bruces con la realidad.

"Historia de una maestra" es un libro que leí hace mucho, mucho tiempo, junto a los otros dos de la trilogía. Debería ser de lectura obligatoria para los ministros de Educación y esa gente que legisla sin saber lo que hay en el fondo. Me quedo con algunas frases del libro:
"La escuela es del Estado, la paga el Estado y eso quiere decir que es de todos, los listos y los tontos, los aplicados y los vagos. Todos tienen derecho a recibir una buena educación."
"Educar para la convivencia. Educar para adquirir conciencia de la justicia. Educar en la igualdad para que no se pierda un solo talento por falta de oportunidades..."
Un libro para disfrutar y reflexionar.