11 de febrero de 2011

El hombre del lago - Arnaldur Indridason


Cuarta entrega (aunque cronológicamente es la tercera) de la serie Erlendur. Qué manía tienen estos editores con traernos las series desordenadas, luego no eres capaz de hilar acontecimientos...

En este caso Erlendur se enfrenta a la aparición de un cadáver en un lago, atado a una vieja radio rusa y con un golpe en la cabeza. Las investigaciones les llevan a la época de la guerra fría, el telón de acero y las repúblicas socialistas de Europa del Este, con sus espías y demás. La historia actual del cadáver se mezcla con la de Tomas, un estudiante islandés, que se va a estudiar a la Universidad de Leipzig becado por el partido socialista. Allí conoce a compañeros islandeses y socialistas y a otros que no lo son tanto, y descubre que el socialismo no es lo que él creía. Es curioso leer sobre estos temas que parecen tan lejanos en el tiempo, desde el punto de vista de Islandia, un país que apenas conocemos y que, al parecer, no se vio demasiado implicado en el follón de la guerra fría. 

Además, en esta entrega, Erlendur recupera la relación con su hijo Sindri y parece, además, que su relación de amistad con Vergeldur se afianza y podría llegar a más. Parece que se va haciendo un poco menos huraño, un poco más amigable. Cada vez me gusta más.

2 comentarios:

M. dijo...

Bien está que nos digas que realmente es la tercera entrega de la saga, si me lanzo a ella,ya sé el orden que, como tú dices, da mucho coraje que te relíen.

Oye, veo que estás leyendo "La mujer del viajero en el tiempo", espero que disfrutes con él, para mí se convirtió en uno de mis libros favoritos.

Chaoo!!

lammermoor dijo...

¿Es la tercera? Pues realmente en las otras no se percibía ningún salto.
Resulta muy apetecible pero estoy tomándome un descanso de nórdicos. Dejaré pasar uno o dos meses.