26 de enero de 2010

El club de los estrellados - Joaquín Berges





Este libro me lo recomendó mi amiga Sonisaur, aunque ella no lo había leído :) Gracias, Sonia.

Cuenta la historia de Francho, de Hortensia y de un camarero amigo de ambos. Francho es un empleado de correos con la secreta afición de vestirse con lencería femenina, herencia de su madre, que tenía una tienda de lencería. Hortensia es la compañera de trabajo de Francho, y guarda en secreto una vida un tanto azarosa. El camarero (en realidad, dueño de un bar), del que no sabemos el nombre, es aficionado a la astronomía y a la música clásica. Componen un trío sin apenas intereses comunes.
Pero una noche Francho se mete en un follón con la guardia civil y en el calabozo le entregan un sobre que tiene que hacer llegar a su destinatario, un tal Koyak. Y Francho, como buen cartero, se mete en más y más líos en su afán por encontrar a Koyak. Y mientras él anda liado con esta "misión", su compañera Hortensia comienza a compartir detalles de su vida con el dueño del bar.
Es una historia de seres solitarios que buscan compañía. Es una historia tierna, con un punto de acidez, que va entremezclando a los personajes, que van tejiendo unas relaciones distintas a las habituales, pero estrechas y comprometidas con los otros. Es un libro distinto a lo habitual, me ha gustado ese empeño de Francho de llegar hasta el final, incluso poniendo en riesgo su vida, esa relación del dueño del bar con Hortensia, tan platónica, tan carente de esperanzas. Lo recomiendo, sin duda.
Podéis leer más del libro en la página del autor: http://joaquinberges.com/

5 comentarios:

sonisaur dijo...

Me alegro mucho que te haya gustado. Justo ahora lo estoy leyendo y me tiene enganchada.

M. dijo...

Pues fíjate, en eso de "historia de seres solitarios que buscan compañía" me ha recordado un poco a "Juntos, nada más" de Ana Gavalda. La verdad que disfruté de este libro, y mira que los libros de este tipo, que a priori parecen tan filosóficos de la vida no me van porque corren el riesgo de hacerse espesos - ya he leído algunos de esos -. Pero tal como lo cuentas, tiene buena pinta.

Chaoo!!

Anónimo dijo...

Queridas Sol y Sonia.
Muchas gracias por vuestras amables palabras. Da gusto tener lectoras así de comprometidas. Un auténtico placer.
Abrazos,
Joaquín Berges

Sol dijo...

¡¡¡Qué honor!!!
Gracias, Joaquín, por pasarte por aquí

lammermoor dijo...

El Título me llamó la atención; leyendo tu reseña comprendo el por qué del mismo.
Parece apetecible así que lo apunto.